Cotiza aquí
SÍGUENOS EN:

Formas inteligentes de definir el presupuesto de publicidad

2021-07-08

Conoce en esta nota las formas inteligentes que puedes tener en cuenta para definir el presupuesto publicitario de tu empresa. 



presupuesto publicitario empresarial

Seguramente has escuchado la frase "Tienes que gastar dinero para ganar dinero". Sin embargo, muchas empresas tienden a gastar menos en publicidad, pensando que están ahorrando. ¡Pero al no gastar en pauta y promoción, se están perdiendo una enorme cantidad de oportunidades de negocio y clientes nuevos!

 

En este sentido, la inversión en publicidad es una de las mejores acciones que puedes hacer por tu marca, pero debes hacerlo de forma inteligente y con un presupuesto definido para que obtengas los mejores resultados tanto en posicionamiento como en aumento de ventas.  

 

El presupuesto publicitario es un dinero que una empresa planea gastar en publicidad durante un período de tiempo. La decisión de asignación considera varios aspectos, incluido el tipo de medio, el presupuesto de marketing y los costos de producción involucrados en la preparación de un mensaje publicitario para su colocación en varios medios.

 

¿Por qué es importante definir el presupuesto de la publicidad?

 

El presupuesto publicitario afecta las ganancias de la empresa en dos aspectos a la vez. Primero, impacta indirectamente el éxito de la publicidad y las ventas de productos. En segundo lugar, también contribuye a los costes de marketing de la empresa.

 

Idealmente, la empresa obtiene un rendimiento positivo, es decir, obtiene más dinero de las ventas de lo que gasta en publicidad. No solo los productos, sino la publicidad también es fundamental para construir una imagen de marca. 

 

Formas inteligentes de establecer un presupuesto 

 

Existen varias opciones para establecer presupuestos publicitarios. Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas. A continuación te mencionamos cuatro de ellos:

 

Método de porcentaje de venta

 

En este caso, la empresa asigna un presupuesto de publicidad en función de un cierto porcentaje de las ventas totales del año anterior o de las ventas promedio de los últimos años. Por ejemplo, la empresa establece un presupuesto del 2% al 5% de los ingresos del año anterior.

 

Este método es seguro y sencillo, pero también tiene varios inconvenientes. Este procedimiento asume que las condiciones del mercado no cambian. La empresa también asume que el comportamiento de la audiencia y el mapa de competencia son relativamente los mismos que antes.

 

Es posible que estas suposiciones no sean realistas para algunas marcas, pues el rendimiento pasado y el éxito de la publicidad no son los mejores predictores de la eficacia publicitaria actual o futura.

 

Las empresas pueden necesitar un presupuesto publicitario mayor este año que el anterior, por ejemplo, porque la competencia es cada vez más dura. En pocas palabras, el método de porcentaje de ventas no es la opción más adecuada cuando el mercado sigue siendo dinámico.

 

El segundo supuesto de este método es que las ventas están directamente relacionadas con la publicidad. Cuanto mayor sea el objetivo de ventas, más grande será la inversión publicitaria.

 

Tales suposiciones son infundadas. La publicidad no afecta las ventas directamente, solo afecta la forma en que los consumidores perciben un producto. Es solo una fuente de información para ellos a la hora de tomar decisiones de compra.

 

Método asequible

 

El presupuesto depende de la capacidad de la empresa para gastar en publicidad. En otras palabras, el presupuesto depende de la cantidad de dinero que tenga la empresa. Cuanto más sólida sea la posición financiera de la empresa, mayor será el presupuesto publicitario.

 

Con este método, la empresa asignará el presupuesto publicitario solo si ha asignado otros gastos. Si la empresa tiene suficientes fondos restantes, gasta en pauta en agencias de medios. Por el contrario, si no hay fondos, la empresa naturalmente tiene que gestionar el producto sin publicidad.

 

Método de paridad competitiva

 

Las empresas calculan los presupuestos de acuerdo con el gasto en publicidad de la competencia o los promedios de la industria. El objetivo es al menos compensar los efectos del gasto publicitario de la competencia.

 

Los presupuestos pueden ser correctos o superiores al promedio de la competencia. Depende de los objetivos de la empresa. Si apunta a mayores ventas que sus competidores, la empresa cobra un gasto publicitario más alto. Un presupuesto publicitario igual al del competidor promedio es para mantener las ventas y la participación de mercado actuales.

 

El método de paridad competitiva asume que los presupuestos publicitarios se correlacionan con las ventas. Si la empresa cobra un presupuesto más alto, debería incrementar las ventas más que sus competidores.

 

Tales suposiciones son imprecisas porque las ventas no siempre se correlacionan positivamente con los presupuestos publicitarios. Varios otros aspectos, como la imagen de la empresa y los productos, también influyen en las decisiones de compra.

 

Este método también considera la uniformidad de las respuestas de la audiencia a varios anuncios, ya sean propiedad de empresas o competidores. Por supuesto, tal suposición puede ser engañosa. Ninguna respuesta del mercado y del consumidor es exactamente la misma. A pesar de obtener la misma información, la subjetividad individual determina su respuesta y decisión de compra.

 

Método de objetivo y tarea 

 

El método de objetivo y tarea se considera el más sensato. Por lo tanto, algunas empresas más grandes prefieren utilizar este enfoque. En este caso, la empresa establece el presupuesto publicitario en función de las actividades o tareas consumidas.

 

El principal beneficio de este método es que permite a las empresas correlacionar el gasto en publicidad con los objetivos generales de marketing.

 

Con este método, la empresa primero establece objetivos publicitarios concretos. Luego, determinan los recursos y actividades específicas necesarios para lograr estos objetivos. Luego, determina cuánto cuesta cada actividad y los suma para obtener el costo total.

 

Estas son solo algunas de las formas más comunes para definir un presupuesto publicitario. El que elijas depende de los objetivos de tu marca y los resultados que quieres alcanzar. Una vez tengas claro cuánto vas a invertir en la promoción de tu marca, elige una agencia BTL en Bogotá con experiencia que te ayude a alcanzar los mejores resultados.

 

En P&P Medios, somos una agencia de publicidad con amplia experiencia, lo que nos permite brindarte una asesoría para que inviertas tu presupuesto publicitario en la pauta que realmente funcionará para tu marca y objetivos de campaña. ¡Contáctanos para invertir estratégicamente en promocionar tu empresa!


------



¿DESEAS PUBLICITAR? CONTÁCTANOS
account_circle
phone_iphone
@
account_balance
location_on
phone_iphone
build
mail